carboxiterapia-vs-ozonoterapia

Carboxiterápia VS Ozonoterápia

Carboxiterápia

La Terapia con Dióxido de Carbono o Carboxiterapia, consiste en la aplicación del CO2 con fines médicos.
Es un procedimiento médico, mínimamente invasivo, seguro y con mínimos riesgos y complicaciones.
Se emplean dos formas de aplicación:

 
•    Aplicación percutánea, que incluye baños de gas y duchas de gas.
•    Aplicación subcutánea, que es la más difundida a nivel mundial.

 
Si bien los baños y duchas de gas se aplican en la práctica termal terapéutica (balneoterapia en centros Spa), las inyecciones de CO2, según normas internacionales son de aplicación exclusivamente médica y como una práctica ambulatoria.

 
Carboxiterapia de aplicación subcutánea utiliza un balón de CO2 medicinal de alta pureza, que alimenta una máquina computarizada, programable que regula el volumen y la velocidad del gas liberado. La máquina debe contar con filtros que separan el CO2 de contaminantes como polvo, bacterias y virus.

 
El gas sale de la máquina a través de un dispositivo estéril desechable que cuenta con un filtro en el extremo unido a la aguja. Carboxiterapia utiliza Agujas finas de 30G x 13 mm. La cantidad máxima de gas que se puede aplicar en una sesión de acuerdo a consensos internacionales es 2000ml.

 
La cantidad de gas que se aplica en los diversos tratamientos está dosificada por Kg de peso por área de punción
Es frecuente que la Carboxiterapia se complemente con otros tratamientos como masajes, drenaje linfático, ejercicio físico y dieta.


Ozonoterapia

La Ozonoterapia es la técnica que utiliza el ozono como terapia en la nueva práctica de la Medicina Biológica. Es el tratamiento más moderno alternativo, eficaz y básico para numerosas enfermedades específicas .Es una terapia netamente natural; no tiene contraindicaciones y con excelentes resultados desde el primer momento
Propiedades:
•    Antiinfecciosas.
•    Antivíricas.
•    Antifungicas.
•    Antitóxicas
•    Antiparasitarias.
•    Antiinflamatorias.

 
es uno de los métodos más efectivos -y también menos conocidos- para combatir la celulitis. Es la aplicación de ozono que se hace mediante pequeñas infiltraciones de este gas bajo la piel. El ozono -mezclado con oxígeno- oxigena los tejidos y mejora la microcirculación de los capilares gracias a su acción sobre la hemoglobina y los glóbulos rojos.

 

Paralelamente rompe el doble enlace de los ácidos grasos insaturados que son hidrófobos (enemigos del agua) y los convierte en hidrófilos (amigos del agua) con lo que al adquirir el carácter de solubles se facilita su eliminación. Asimismo disminuye el nivel de ácido úrico. Y todo ello sin olvidar que el ozono tiene propiedades antiinflamatorias, bactericidas y analgésicas.

 

Vienen a inyectarse entre 200 y 250 cm3 por sesión, cantidad que se reparte en pequeñas dosis en la zona a tratar. Y suelen bastar de 10 a 15 sesiones de diez minutos que se aplican una o dos veces por semana para notar la mejoría.

 

Su aplicación no es dolorosa ya que la profundidad de la inyección es de apenas 3 milímetros. Una vez inyectado el ozono sólo hay que dar un ligero masaje para esparcirlo bien. Hasta la fecha se desconocen efectos indeseados de este tratamiento tales como reacciones alérgicas o pigmentaciones adicionales que sí pueden aparecer con la Mesoterapia.

 

Los pinchazos son menores y las agujas usadas más finas. Los resultados mejoran cuando se combina con drenaje linfático y una dieta adecuada.

 

El ozono activa la circulación sanguínea, aportando oxígeno, dexintoxica el hígado,  reduce los niveles de colesterol y ácido úrico, eliminando los componentes sólidos de la sangre.

 

Articulo escrito por el Dr. Miguel Velazquez con Ozonoparaguay


 

VER EQUIPOS DE CARBOXITERAPIA   VER EQUIPOS MEDICOS DE OZONOTERAPIA   VER IPS COLOMBIA O3 CLINIC